The Babbel Blog

Babbel Courses

O’zapft is! – El curso para el Oktoberfest

Posted on September 6, 2013 by

Siempre me he preguntado por qué la gente va al Oktoberfest en Múnich. Vale que es el festival más grande de la historia, algo así como una especie de Meca para todos los juerguistas del mundo. ¡Pero ese es precisamente el problema! Conste que yo no soy ninguna aguafiestas. ¡Todo lo contrario! Nunca me pierdo una buena juerga. Pero esa borrachera tan carente de sentido, de toque folclórico y consecuencias devastadoras para la salud… Ni aunque me paguen.

Los recién llegados intentarán desesperadamente encontrar sitio en alguna de las carpas. Si has conseguido ganar esa batalla, aquí empieza la fiesta, sí, la fiesta de los rudos modales en espacio reducido: ducha de cerveza, empujones -o peor, abrazos no deseados-, pis (me abstengo de hacer más comentarios)… ¡y todo en la mesa! Sin duda alguna, Knigge se revolvería en su tumba. Cuanto más imagino los acontecimientos en la carpa, más apocalípticos me parecen los escenarios, con Dirndl-camareras cargadas con jarras de cerveza balanceándose entre la masa ebria para llegar a las mesas con las jarras vacías…

Aunque la verdad, tengo que reconocer que nunca he estado allí… He aquí el quid de la cuestión. Cuando Babbel propuso un curso temático sobre el Oktoberfest, me mostré absolutamente escéptica. Sin embargo, investigando durante el desarrollo del curso, el festival despertó mi interés cultural:

Hay atracciones históricas del siglo XIX, construidas en madera, con bandas de música que actúan en directo.¡Increíble!

¿Sabías que la Krinoline, conocida comúnmente como el carrusel se accionaba manualmente hasta los años 30 porque sólo podía girar a mano en un sentido? ¡Interesante!

¿Y que a principios del siglo XIX nadie vestía trajes bávaros sino moda francesa? ¿Quizá debería probarme un Dirndl?

De verdad, hay mucho por descubrir. Con nuestro curso temático sobre el Oktoberfest, los principiantes podrán prepararse lingüísticamente para pedir una cerveza a las ‘Dirndl-camareras del Apocalipsis’. Los diálogos cortos y las tarjetas de información contienen también hechos históricos y datos culturales. Y en las últimas seis lecciones, los más valientes podrán atreverse con el dialecto bávaro. Así te preparamos, para bien o para mal, para un Oktoberfest inolvidable: “O’zapft is! Des wird a Mordsgaudi!

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Ver, oír y entender idiomas

Posted on August 16, 2013 by

Tarte, tartiflette, tapenade, etc. son platos típicos franceses, pero, ¿qué significan exactamente? Con el curso sobre la cocina francesa, no solo los usuarios de Babbel hacen un “Tour de France” lingüístico y culinario por las regiones de Francia seleccionadas. También la traducción y el asesoramiento del departamento de redacción se convirtieron en un viaje emocionante y lleno de aventuras: ¿con qué se pueden comparar determinados platos en el propio idioma? ¿De dónde vienen nombres propios tan divertidos como “pôchouse”, “pulenda”, “quenelle”, “cassoulet”, “nonnette”, “tartiflette” y “tapenade”? ¿Pueden traducirse?

Para conseguir un efecto didáctico, decidimos traducir las especialidades presentadas, siempre que fuera posible. Al fin y al cabo, no se trata simplemente de escribir “cassoulet”, sino de saber qué se esconde detrás de este plato de la región “Midi-Pyrenées” para, posteriormente, poder entender la carta en un restaurante francés.

Gracias a la presentación de la palabra con su traducción, el estudiante ya tiene una idea de qué es un “cassoulet” antes de que se describan detalladamente los ingredientes y la preparación: un guiso de alubias blancas. La traducción va acompañada de la información adicional “nombre propio” para evitar que el usuario piense por error en la combinación de “potée” (potaje, guiso) y “haricots blancs” (alubias blancas) cuando practique posteriormente “cassoulet” en el sistema de repaso. Y para poder recordar el término más fácilmente, también se explica que “cassoulet” viene de la denominación occitana para la cazuela de barro, “la cassole”, que es el recipiente en el que se prepara tradicionalmente el guiso.

With other specialties, such as the Savoyard potato bake, la tartiflette, we as translators need to do a little homework… The name of this dish has its origins in the word “tartiflâ” from dialect and got the diminutive ending “-ette”. That’s why the additional information for this dish with potatoes and Reblochon cheese was “little potatoes”.

Para traducir “la tartiflette”, el traductor también tuvo que mostrar algo de creatividad, porque, ¿cómo se podía traducir “la tartiflette” al español? El nombre del plato saboyardo “la tartiflette”, una especie de gratinado de patatas, tiene su origen en la denominación “tartiflâ” (patata) propia del dialecto local y a la que se le agregó el diminutivo “-ette”. Esta es la razón de por qué “patatitas” se presenta como traducción literal de este plato preparado con patatas y queso reblochon.

De una manera también imaginativa y tal vez un poco osada se presentan las “quenelles” de Lyon. Por su ingrediente principal, la sémola de trigo, y por su forma alargada no son exactamente “croquetas” en español, “dumplings” en inglés, y “gnocchi” en italiano. La traducción escogida es solo aproximada. Pero esto se resuelve en el curso y se explica con todo detalle en los ejercicios, de modo que también se aprende que “quenelle” viene de la palabra alemana “Knödel”.

Lo que no se consiguió traducir de ninguna manera fueron, por ejemplo, dos tipos de queso de la Champagne: “le langres” (queso anaranjado de sabor intenso de la región de Langres) y “le rocroi” (un queso de Rocroi). En estos casos no fue posible encontrar una traducción que no nombrara el lugar de origen, porque el queso lleva el nombre de la región de la que procede.

A diferencia de otros cursos de Babbel, como por ejemplo los cursos para principiantes, en los que lo más importante para la traducción son las explicaciones gramaticales adicionales, el curso sobre la cocina francesa fue un verdadero desafío y requirió mucho trabajo de investigación antes de elegir las traducciones correspondientes. Sin embargo, también fue muy interesante e informativo descubrir que algunas denominaciones de las especialidades francesas estudiadas vienen de dialectos regionales e incluso de otras lenguas como el polaco, el italiano y el alemán. Pero, con todo ello, hasta nuestro protagonista francés se desorienta completamente en la última lección y dice: “Le kouglof ??? Encore un mot incompréhensible !” (¿El bizcocho alsaciano??? ¡Otra palabra incomprensible!) ¡Lástima que nadie le hubiera recomendado el curso de Babbel sobre la cocina francesa antes de emprender su viaje culinario!

Sobre la autora: Katja es Senior Content Manager en Babbel y le gusta preparar para sus amigos y sus compañeros de trabajo los platos de un libro de cocina francés que se compró al finalizar una estancia de dos años en París. Sin embargo, no se toma tan en serio la lista de ingredientes de los platos como las reglas de la gramática francesa que aplica en su trabajo como redactora de los cursos de francés de Babbel.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Los cursos de profundización de Babbel: ¿Qué significa A-B-C y qué hacemos mejor que los demás?

Posted on July 30, 2013 by

A1, A2, B1, B2, C1, C2. Así es como se llaman los niveles de lengua desde hace algunos años en Europa. ¿Pero qué significan? El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL) del Consejo de Europa llama A1/A2 a los niveles básicos, B1/B2 a los niveles intermedios y C1/C2 a los niveles avanzados.

Antes de que se implantara el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, la competencia lingüística se evaluaba principalmente mediante los conocimientos de gramática y vocabulario, es decir: ¿los alumnos pueden traducir correctamente, formar conjuntos gramaticales y dominan la ortografía? Los productos didácticos digitales de esta tradición hacen rellenar huecos con palabras y formas gramaticales en todos los niveles. Cuanto más alto es el nivel, más complicados son el vocabulario y la gramática. Pero por desgracia un especialista en gramática con conocimientos del diccionario no necesariamente es capaz de comunicarse en el mundo real. Esto lo sabe cualquiera que en la escuela sacaba buenas notas en un idioma extranjero y, en cambio, en el país correspondiente no podía decir ni una palabra.

El MCERL tiene otro enfoque: los niveles lingüísticos que van desde A1 a C2 muestran en qué medida los estudiantes se las apañan en distintas situaciones comunicativas reales en las competencias “Leer”, “Escuchar”, “Hablar” y “Escribir”. Un par de ejemplos de la competencia “Escribir”: en el nivel A1 el alumno puede rellenar formularios, en el B1 puede escribir una breve carta sobre temas conocidos y en el C1 ya puede escribir una redacción sobre circunstancias complejas.

El MCERL se centra en la comunicación y la capacidad de actuar. Por este motivo, las descripciones para A1 a C2 no mencionan determinados temas gramaticales o un vocabulario determinado. Sin embargo, especialmente los alumnos que aprenden por su cuenta deben desarrollar una base gramatical y de vocabulario en el nivel inicial. Porque deben comprender cómo funciona su nuevo idioma y deben superar por sí solos las primeras situaciones comunicativas (todavía con frases cortas y a menudo aprendidas de memoria).

¿Qué tiene que ver todo esto con Babbel? Con nuestros cursos para principiantes 1 – 6 se alcanza el nivel A2. Este es el nivel lingüístico en el que se encuentran o se encontraban la mayoría de alumnos después de un par de años de clases en la escuela. Este año publicamos (progresivamente para distintos idiomas) nuestros cursos intermedios, con los que se practican paso a paso las competencias del nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Los cursos para principiantes de Babbel se centran en los temas gramaticales y de vocabulario más importantes, siempre desde el punto de vista de la capacidad de actuar en situaciones comunicativas auténticas.

Los nuevos cursos de profundización están orientados en el sentido contrario: en ellos el porcentaje de gramática y vocabulario disminuye considerablemente y la acción cobra importancia, es decir, el alumno debe poder leer, escuchar, hablar y escribir él mismo en situaciones cotidianas concretas. En cada unidad didáctica de los cursos intermedios explicamos una historia mediante la cual se practican las cuatro competencias. La primera parte se centra en escuchar y hablar: tras una breve introducción del vocabulario hay dictados, textos de comprensión oral, ejercicios de pronunciación con reconocimiento de voz y, finalmente, dentro del hilo argumental, el alumno desempeña el papel de orador en un diálogo. En la segunda parte se lee y se escribe: con ejercicios de traducción, textos de comprensión escrita y ejercicios de escritura libre, siempre dentro de la historia. La gramática se introduce implícitamente mediante el vocabulario en la primera parte de cada unidad de aprendizaje, en la segunda parte se explica y se practica con la ayuda de los ejercicios de comprensión y expresión escrita.

Mientras que la mayoría de productos para el aprendizaje de idiomas en el nivel intermedio solo hacen rellenar huecos con vocabulario y construcciones gramaticales complicadas, los cursos de profundización de Babbel proporcionan verdaderas competencias comunicativas.

¡Prueba nuestros cursos de profundización para francés e inglés!

Sobre la autora: Miriam ya había creado material didáctico para la enseñanza comunicativa de lenguas para distintos proveedores de servicios de formación, desde material para cursos presenciales hasta cursos en línea y aplicaciones pasando por recursos impresos y CDs. Está en Babbel desde hace cuatro años y dirige el departamento de redacción.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Carnaval, playas y caipiriña…

Posted on April 30, 2013 by

…como muy tarde al oír la tercera palabra todo el mundo sabe de qué se trata: ¡Brasil! Con sus playas de arena blanca, Brasil es uno de los países más turísticos del planeta. Resulta asombroso que, a pesar de su tamaño, por lo visto bastan tres palabras para describir el país. Y es que, entre el Amazonas y su zona pantanosa en el norte y las montañas del sur, que recuerdan Suiza, hay mucho más a descubrir que la samba y Copacabana.

No es de extrañar, por ejemplo, que este país de superlativos albergue las Cataratas do Iguaçu, una de las cataratas más grandes del mundo. Sin embargo, junto a estos fenómenos naturales gigantescos también hay pequeñas maravillas. Los descarados quatís (coatíes) corren a toda velocidad por el Parque Nacional y roban a los turistas las patatas fritas y otras chucherías delante de sus narices.

 Pero no importa qué decidáis visitar durante vuestro viaje a Brasil: una de las cosas más bonitas de viajar es establecer contacto con la gente del país. Los brasileños son muy abiertos. Basta con saber decir un par de palabras como “Oi, tudo bem?” (Hola, ¿todo bien?) para empezar una charla.

Para que no tengáis que proseguir una toma de contacto tan eficaz solo con las manos y los pies, porque ahora realmente no encontráis las palabras, hemos creado el curso “Portugués para las vacaciones”, que, a lo largo de 12 lecciones, trata las bases más importantes de la comunicación para vuestra estancia en Brasil. Paso a paso practicaréis cómo afrontar situaciones tales como orientarse en la ciudad, hacer la compra o reservar una habitación de hotel. También aprenderéis a pedir en el restaurante y vocabulario gastronómico como “feijoada” o “agua de coco”.

Y ya veréis con qué rapidez van a ampliarse estos conocimientos básicos cuando estéis allí. De acuerdo con el lema: quien pide “Uma cerveija, por favor.” también debería saber pedir “Mais uma!”. En español: quien pide una cerveza también debería saber pedir la siguiente.

 

Frauke es gestora de proyectos del departamento de contenidos de Babbel con las especialidades de español y portugués. Pasó sus últimas vacaciones largas en Brasil y visitó, entre otros lugares, Ilha Grande, Rio e  Iguaçu. En el nuevo curso “Portugués para las vacaciones” os da muchos consejos sobre el idioma y la cultura de Brasil.


Aquí encontrarás el curso “Portugués para las vacaciones”.

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Babbel para Windows 8 – Cinco preguntas a Dari Salimi

Posted on October 23, 2012 by

 

 

Dari es Product Manager para las aplicaciones móviles y precisamente estos días un hombre muy ocupado en Babbel. A pesar de ello, nuestra blogger Aishah ha encontrado un espacio en su apretada agenda para hacerle algunas preguntas con motivo del próximo lanzamiento de Windows 8 ( y de las aplicaciones de Babbel para Windows 8 ) este 26 de octubre. En el ámbito privado, Dari es un usuario fiel a los productos de Apple, pero las nuevas aplicaciones de Windows 8, especialmente desde el punto de vista visual, le llaman la atención.

 

 

¿Qué haces en Babbel? ¿Tienes tiempo de aprender algún idioma de vez en cuando?

Soy Responsable de Producto para las aplicaciones móviles de Babbel. Yo, más bien hago “learning by testing”. Una vez desarrolladas en colaboración con nuestros programadores pruebo las aplicaciones y evidentemente así se retiene mucho vocabulario en la memoria. Por cierto, lo que más me gusta es aprender español.
Cuando empecé a trabajar en Babbel, hace aproximadamente un año, ya existían aplicaciones para iPhone. La optimizamos para el iPad y también lanzamos al mercado una aplicación para Android.

Como tú has dicho, ya existe Babbel para iOS y Android. ¿Por qué habéis decidido lanzar otra para Windows 8?

Nuestras aplicaciones para iOS y Android tienen mucho éxito. Durante un proyecto de Microsoft en Berlín tuvimos la oportunidad de conocer el sistema y la tecnología de Windows 8 y el contacto directo con los expertos de Microsoft abrió el camino para una colaboración.
La formación no sólo es cada vez más importante sino también más popular. Seguramente estos fueron los motivos por los que Microsoft se puso en contacto con nosotros y mostró su interés en desarrollar nuestros cursos para Windows 8. Por supuesto, yo ya había reflexionado sobre un posible lanzamiento de una aplicación para Windows 8. Ahora somos el primer proveedor de una app de aprendizaje de idiomas en la Windows 8 Store y no podemos negar que nos llena de orgullo.

¿Qué tiene de especial Windows 8?

Lo que me parece más interesante es el intento de unir el uso con dispositivos móviles y dispositivos sobremesa. Windows 8 no sólo se puede utilizar de forma convencional, con un PC, un ratón y un teclado, sino también mediante pantallas táctiles, que están muy extendidas, especialmente en los dispositivos móviles. Además, el diseño de la interfaz ha cambiado mucho. Para nosotros este cambio resulta oportuno, porque se adapta muy bien a nuestros entrenadores de vocabulario audio-visuales.

¿Cómo fue la colaboración con Microsoft? ¿El inicio de una gran amistad?

Realmente fue una colaboración muy agradable. Porque no hubo únicamente una persona de contacto “comercial”, sino que estuvimos en contacto directo con un desarrollador de Microsoft. La comunicación directa facilitó considerablemente todo el proceso de desarrollo. Tenemos curiosidad de saber qué sucederá de ahora en adelante, pero aún no hacemos planes de futuro concretos. Primero tenemos que esperar a ver cómo los usuarios reciben Windows 8 y por supuesto especialmente las aplicaciones de Babbel. Más adelante entregaremos el tan apreciado sistema de reconocimiento de voz en forma de actualización, ya que por motivos técnicos no ha podido estar dentro de la primera versión de lanzamiento. Una implementación para Windows Phone 8 también sería otro paso interesante, ya que de momento nuestra aplicación sólo está disponible para PC y tablet. Otra opción sería integrar en la aplicación todos los cursos a los que ya se puede acceder en babbel.com. En cualquier caso, aún tenemos mucho que hacer.

¿Qué ofrece, pues, la aplicación de Babbel para Windows 8 a los usuarios?

Con el lanzamiento oficial se podrán adquirir aplicaciones individuales para 11 idiomas en la categoría ‘Formación’ del Windows 8 Store. Desde el punto de vista didáctico y de contenido nos mantenemos fieles a las aplicaciones ya existentes y al concepto de Babbel. En mi opinión, nuestras aplicaciones se adaptan muy bien al nuevo aspecto del Windows 8. Pero por encima de todo los usuarios podrán contar con… ¡mucha diversión!
pruébalo aquí

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Todo empezó con Edith Piaf: Making Of de “Aprender alemán cantando”

Posted on May 8, 2012 by

Este post en: Alemán (Deutsch), Inglés (English), Francés (Français), Italiano

Katja Wilde, Content Project Manager de Babbel, tiene una visión. Recordando las clases de francés del colegio, de pie en la cocina de su casa, canta con voz fuerte “Non, rien de rien”. En vista de la gran pasión con que lo hace, es absolutamente irrelevante que no siempre esté afinada. Ahí mismo graba la canción de Edith Piaf.

Esto es lo que pasa cuando se trabaja en Babbel y se está fraguando un proyecto. Las demás personas perfectamente pueden tacharlo a uno de loco solamente porque a uno le parezca normal murmurar en público frases crípticas en lenguas extrañas, anunciar la palabra correcta para designar, por ejemplo, las albóndigas, o, como lo hemos visto, convertir espontáneamente la cocina en un estudio de grabación.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Pero volvamos a Katja. Está pensando en la música, en la comprensión auditiva, en textos con espacios en blanco para completar y, sobre todo, en cuán alegre y sencilla era para ella esta manera de aprender en su época de colegio, cuán divertido era descubrir un nuevo idioma intuitiva y musicalmente en vez de tener que memorizar de manera automática. Empieza a dividir la canción en sus diversos elementos y a imaginarse diferentes estructuras para una lección.

Paralelamente, casi 2000 clientes de Babbel están respondiendo la pregunta sobre cómo les gusta aprender. Sus respuestas confirman la experiencia de Katja, corroborada igualmente por Miriam Plieninger, Head of Content de Babbel. “Sea que estemos en la ducha, escuchando música en el coche o haciendo karaoke con amigos, al cantar canciones en nuestro idioma de aprendizaje memorizamos a la vez, sin notarlo, estructuras lingüísticas y comprendemos palabras a través de su contexto.”

Una vez tomada la decisión de llevar a la realidad la idea de “Aprender alemán con música”, el primer gran reto fue el de encontrar la música adecuada. Tenía que ser “libre de derechos”, de melodía pegadiza y apropiada a nivel idiomático y didáctico. Se seleccionaron así ocho canciones tradicionales cuyo texto, analizado minuciosamente por Katja y el equipo de redacción, se modernizó y simplificó en aquellos pasajes que así lo exigían.

El siguiente paso le correspondió a Christine Keck, actriz, música y locutora de Babbel, quien dio una nueva interpretación melódica a los textos de la canciones. Y así grabó finalmente versiones actuales de cantautor de las encantadoras melodías que, antes de esta transformación, sonaban en parte también algo anticuadas (como “Wenn ich ein Vöglein wär”, por ejemplo).

Luego, el equipo de redacción empezó a trabajar en las primeras traducciones al inglés de los textos y en la elaboración y el orden de los ejercicios, extrayendo también innumerables fragmentos de sonido, dándoles un nombre y cargándolos en el media server. Los especialistas en programación de Babbel se dedicaron a desarrollar la aplicación técnica del nuevo formato, incluyendo el componente de karaoke.

La fase de producción duró cuatro meses, siendo notoriamente más prolongada (y probablemente más dispendiosa) que otros formatos de Babbel. Pero ha merecido la pena. Ahora los usuarios de Babbel con idioma de partida inglés, italiano, español y francés podrán aprender alemán con música, divirtiéndose y disfrutando a la vez. ¿Y si le preguntamos a la persona que dio la idea si el esfuerzo ha merecido la pena? “Je ne regrette rien“, manifiesta Katja, ella no se arrepiente de nada.

Aprender alemán cantando.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone