The Babbel Blog

Learning and language

Zen y el arte de aprender un idioma

Posted on September 17, 2014 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

felicidad

En el corazón de Hanoi, Vietnam, hay un lago. Muchas calles conducen al lago y convergen en un círculo alrededor de él. Cuando llega la tarde y el sofocante calor del día abandona lentamente la ciudad, las personas comienzan a dar vueltas alrededor del lago con su motoneta. Una vuelta, y otra, y otra. No se dirigen a ningún lugar. A veces también doy vueltas alrededor del lago. Siento entonces el aire en mi cara. (more…)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Quiz: La jerga futbolística en Brasil

Posted on June 12, 2014 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Footballquiz_crops-10

¿Eres conocedor de las formaciones de fútbol? ¿Podrías diferenciar entre un defensa central y un lateral? ¿Sabes cómo Hungría revolucionó la táctica en los años 50?  

Nosotros tampoco.

Participa en nuestro test para descubrir diversas expresiones futbolísticas brasileñas e impresiona a tus amigos durante el mundial con tu increíble jerga callejera.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

¿Turismo de masas? ¡No, gracias! Los consejos de Babbel para pasar unas vacaciones de verano hechas a medida

Posted on April 11, 2013 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Playas de hotel abarrotadas, mala comida en restaurantes repletos y destinos supuestamente exóticos en los que domina el idioma alemán gracias a jubilados barrigones: bienvenidos al turismo de masas. A quien esto no le asuste, puede pasar tranquilamente sus vacaciones en las típicas islas de Mallorca y Cerdeña o en ciudades como Niza y Burdeos.

Y, aunque parezca increíble, aún hay rincones en Europa que no han  sido arrollados (hasta el momento) por la ola del turismo de masas. Solo hay que buscarlos…

 

Vieux Boucau: solo los surfistas y los campistas conocen este pequeño pueblo situado en la costa atlántica francesa. La playa de arena blanca se extiende a lo largo de muchos kilómetros de dunas y, en el interior, los bosques de pinos dan sombra a los campistas. Quien no tenga ganas de sumergirse en el barullo del cercano Biarritz encontrará la paz que desea en este pequeño pueblo y podrá contemplar puestas de sol de postal en las dunas.

 


Molise: lejos de los lugares más turísticos, las montañas, las viñas y los pueblos de piedra caracterizan esta zona idílica de Italia. A 200 km al este de Roma, los viajeros descubrirán un rincón muy especial para pasar sus vacaciones entre bosques de hayas, praderas de plantas silvestres y lagos de montaña de agua cristalina. El pequeño balneario de Termoli se considera como la puerta de entrada de la región. En cambio, a los amantes de playas naturales únicas les entusiasmará Petacciato Marina.

 

Alces, casas de madera rojas y Pippi Calzaslargas: la mayoría de la gente asocia Suecia con naturaleza virgen e idílica para toda la familia. Pero incluso aquí resulta difícil encontrar lugares que el turismo de masas no haya transformado. Una de estas zonas es la provincia de Hälsingland. En un paisaje de montaña pedregoso, en la frontera entre el norte y el sur de Suecia, los veraneantes podrán sumergirse en la naturaleza más salvaje. Por caminos marcados y senderos naturales se pueden atravesar bosques profundos llenos de linces, osos, alces y lobos e incontables lagos invitan a bañarse y a pescar.

 

Si quieres prepararte lingüísticamente para las vacaciones, encontrarás lo que buscas en babbel.com. Hay vocabulario para viajar en inglés, francés, español, italiano, portugués de Brasil, sueco, alemán, holandés, indonesio, polaco y turco y como aplicación para iOS, Android y Windows Phone 8. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Los cursos de dictados: no solo para los fans de la ortografía…

Posted on February 6, 2013 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Un día, los usuarios de Babbel expresaron su deseo de escribir más. Cuando se propuso diseñar un curso de dictados, un murmullo se extendió por la redacción. Todos recordaban bien el colegio, la atmósfera tensa en la clase y los textos aburridos y alejados de la realidad.

Nuestro nuevo formato deja atrás estos malos recuerdos de la etapa escolar, porque permite practicar la comprensión oral y la ortografía con encanto, sentido del humor y suspense. A diferencia de la profesora en la clase, nuestros dictados tienen una función de repetición. Así pues, podrás escuchar tranquilamente la frase dictada tantas veces como quieras.

Las pequeñas historias, que causan alguna que otra sonrisa o incluso alguna que otra carcajada, endulzarán a los estudiantes esta nueva experiencia del dictado. No solo se puede practicar la ortografía sino que también se introduce vocabulario útil para la vida diaria, y todo ello sin fin formulaciones anticuadas. ¡No temas, aquí no encontrarás palabras que solo aparecen en el lenguaje escrito! Al igual que el resto de cursos, los cursos de dictados también se basan en la lengua hablada.

Las narraciones sobre encuentros extraños, malentendidos y otros sucesos tienen, en parte, sus orígenes en experiencias reales de las redactoras de Babbel: en una historia, por ejemplo, se descubre cómo el abrigo de Katja fue a parar encima de un árbol y cómo ella lo recuperó. Al mismo tiempo también se repasan temas gramaticales, terminaciones verbales importantes o la concordancia. Y es que si “préféré” se escribe con “é” o con “ée” no puede oírse, sino que se debe saber por el contexto. ¡Pero esto también se repasa antes, porque no dejamos a nadie en la estacada y solo te hacemos escribir palabras seleccionadas por nosotros y que ya has practicado antes!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Cómo los idiomas ayudan a tender puentes: las experiencias de un voluntario de Babbel

Posted on October 19, 2012 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

© Cross-Cultural Solutions

No se puede negar que esta es una época de grandes desafíos. Mientras que se están haciendo avances increíbles en las comunidades locales cada día – desde la mejora de la asistencia sanitaria hasta un acceso más amplio a la educación –, los asuntos sociales aún impiden el progreso de numerosas comunidades en todo el mundo. Lo más increíble es que cada uno de nosotros somos capaces de fomentar el progreso hacia una comunidad global más sostenible. Algunos dedican su tiempo y sus esfuerzos a proyectos sobre el terreno, otros apoyan el activismo social a través de la sensibilización. Babbel se enorgullece de haber podido poner nuestro grano de arena a través del lenguaje: durante más de un año, Babbel ha regalado cursos de idiomas a los voluntarios de CCS.

“Si hablas a un hombre en un idioma que entiende, va a su mente. Si le hablas en su idioma, va a su corazón” – Nelson Mandela

La conexión entre culturas no es una tarea nada fácil y ser verdaderamente aceptado en una nueva comunidad es un proceso que requiere tiempo y paciencia. Aprender a comunicarse en el idioma local, aunque sólo se hayan adquirido los rudimentos, es una herramienta increíble para aquellos intrépidos voluntarios internacionales que realmente quieran relacionarse con los habitantes del país de destino.

Para Megan, los cursos de portugués de Brasil de Babbel fueron un recurso muy valioso cuando se preparaba para la experiencia con CCS en Brasil. El nivel de comunicación que logró alcanzar con Babbel le ayudó a conectar con sus compañeros de trabajo brasileños, hizo las conversaciones más enriquecedoras y, por consiguiente, Megan tuvo la sensación de que su trabajo tuvo mayor impacto.

“Me encanta que puedas empezar con el nivel para principiantes y puedas avanzar por los niveles de forma lineal, siempre y cuando esta sea la forma en la que mejor aprendes”.  

“También me gustan los cursos temáticos. Por ejemplo, muchos de mis voluntarios no disponen de mucho tiempo y pueden centrar su atención en el curso ‘viajar’, que les enseña expresiones específicas para prepararlos para viajar a Brasil.

El sistema de Babbel ofrece una visión general eficaz y divertida del idioma, al mismo tiempo que enseña gramática y expresiones útiles. Algunos alumnos del programa empiezan a un nivel en el que ya se sienten cómodos y simplemente utilizan el programa para refrescar sus conocimientos, mientras que otros eligen empezar por el principio.

Los preparativos para una experiencia de voluntariado internacional pueden resultar un pequeño caos. La emoción por la experiencia venidera, procurar que no queden cabos sueltos en el trabajo o en la escuela y hacer las maletas: todo ello puede dejar poco tiempo para aprender los principios básicos del idioma local.  Con Babbel se puede avanzar dedicando tan solo un poco de tiempo al día. Megan aprendió la mayor parte de lo que se llevó consigo a Brasil durante sus pausas para comer en el trabajo.

El sistema de Babbel está diseñado para que el usuario estudie cuando más le convenga. No hay horarios ni fechas de entrega. Babbel funciona con un conjunto de cursos que pueden enfocarse de forma lineal o temática. El enfoque clásico al aprendizaje de idiomas — gramática, gramática y más gramática — dificultaría a los estudiantes, que ya tienen un horario muy apretado, alcanzar un nivel suficiente de conocimiento del idioma en poco tiempo. De la misma forma, tampoco basta un enfoque al estilo “libro de frases”.

Así pues, para Megan, las actividades diarias, como pedir comida y bebida, negociar los precios del taxi y moverse por la ciudad resultaron mucho más sencillas gracias a los conocimientos lingüísticos que adquirió con Babbel. Sobre todo, su conocimiento de portugués le permitió crear relaciones duraderas con sus nuevos vecinos de Salvador, así como con el personal y los beneficiarios de la organización local con la que colaboró.

El año pasado, Babbel ofreció a todos los voluntarios de Cross-Cultural Solutions — CCS –, una organización sin ánimo de lucro especializada en experiencias de voluntariado internacional de inmersión cultural, la oportunidad de probar gratuitamente sus cursos de idiomas online. Mediante el uso del programa Babbel para aprender un nuevo idioma, los voluntarios pudieron comunicares mejor con los habitantes del país de destino durante su experiencia internacional.

Babbel habló con Megan Heise, una especialista y directora de programa de Soluciones Entre Culturas (CCS) por Brasil y Ghana, quien se ha alistado como voluntario con CCS en Brasil, Costa Rica y Ghana. Megan utilizó Babbel para aprender portugués de Brasil antes de llevar a cabo su voluntariado internacional con CCS en Salvador, Brasil.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Cómo hacemos que las palabras se queden en tu cerebro: el trasfondo didáctico de Babbel

Posted on February 29, 2012 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Miriam, nuestra directora de contenido, fue invitada a contribuir con un libro acerca del aprendezaje electrónico. Aquí encontrarás un pequeño resumen de su capítulo “Babbel: una mezcla de métodos didácticos para cursos de idioma digitales

“¿En realidad cómo funciona el aprendizaje con Babbel?” me preguntó Ullrich Dittler, profesor de medios interactivos, para su libro E-Learning. Einsatzkonzepte und Erfolgsfaktoren des Lernens mit digitalen Medien (Aprendizaje electrónico. Conceptos de aplicación y factores de éxito en el aprendizaje con medios digitales). La respuesta fue: Babbel es tan efectivo porque no recurrimos únicamente a un solo método de aprendizaje. En lugar de eso, hemos desarrollado una amplia mezcla de métodos que se ajusta a las diferentes necesidades de aprendizaje.

 

Imitar y entrenar palabras: con nosotros se puede practicar todo el vocabulario nuevo escuchándolo y repitiéndolo. Esto las fija en la memoria y permite al mismo tiempo entrenar la pronunciación. Después se clasifica el significado de la palabra (que se presenta claramente a través de la imagen y la traducción) y se escribe el vocabulario. Las palabras se presentan siempre siguiendo un mismo modelo. Estos ejercicios de práctica mecánica son atribuidos a la didáctica conductista.

 

Pequeñas y coloridas raciones de vocabulario: el vocabulario nuevo se introduce en pequeñas unidades de tres o cuatro palabras o unidades con sentido, como p. ej. “Me llamo…” o “Soy de…”, dado que al mismo tiempo no se puede almacenar mucho más en la memoria a corto plazo. El vocabulario se entrena gradualmente (repetir, unir con la traducción, escribir), posteriormente uno se ocupa con una o dos unidades más. Estas unidades siempre provienen de un campo común de palabras y es a través de esta conexión del contenido que uno puede recordarlas bien. Todas las palabras están ilustradas, siendo así recordadas con mayor facilidad por muchos aprendices.

Repasar en intervalos de tiempo sensatos: el nuevo vocabulario es traspasado de manera automática al sistema de repaso. Allí se evalúan una y otra vez las nuevas palabras en intervalos crecientes a través del proceso de repaso espaciado hasta que éstas estén libres de errores.

 

Las explicaciones de las reglas: Estamos convencidos de que los adultos que aprenden un idioma quieren entender las reglas porque ellos no aprenden únicamente repitiendo como lo hacen los niños. Por eso los cursos contienen muchas explicaciones de gramática, pronunciación y vocabulario en la lengua materna del aprendiz. Nuestros cursos se desarrollan contrastivamente por idioma, por lo que las reglas son formuladas por separado para cada una de las lenguas maternas y las que se aprenden (Un hablante nativo de español y uno de alemán aprenden francés de diferente manera.). Los conocimientos sobre el tratamiento de la información y sobre la memoria en los últimos tres puntos provienen de la didáctica cognitiva.

 

El libre aprendizaje: nuestros usuarios escogen de una gran cantidad de cursos y lecciones lo que particularmente les interesa. Algunos prefieren empezar por los cursos para principiantes, otros consultan el resumen de cursos y seleccionan espontáneamente uno a placer. Los contenidos individuales de aprendizaje los trabaja cada uno a un ritmo personal. En la “Comunidad” se puede aplicar libremente lo que se ha aprendido en los cursos. Según la teoría constructivista, cada usuario desarrolla individualmente destrezas seleccionando de manera subjetiva la información nueva y conectándola con el conocimiento ya poseído.

Comunicarse verdaderamente rápido: los usuarios de Babbel deben hacerse entender rápido. Por eso, en los cursos para principiantes se van proporcionando poco a poco las expresiones más importantes relacionadas con la vida cotidiana (Creemos que es más importante poder decir “Quiero un café.” que “El balón es rojo.”). En el caso de las unidades con sentido se conocen casi frases completas, aún cuando no siempre se pueda comprender la estructura gramatical que contienen. Ya que en conversaciones reales en una lengua extranjera tampoco se conocen todas las palabras, todo el vocabulario de nuestros diálogos no se practica antes. Así se aprende a deducir del contexto lo desconocido pero, en caso de necesitarlo, se puede ver la traducción.

Debido a que uno también se puede expresar de diferentes maneras en la realidad, en muchos ejercicios de escritura los sinónimos también se constituyen como posible solución. Particularmente, las actividades de escritura de nuestros cursos de inglés de negocios son avanzadas: se evalúan a través de una base inteligente de datos con soluciones que crece constantemente, de manera tal que en el plano oracional se permitan muchas variantes. Esta forma de proceder se fundamenta en la didáctica comunicativa.

Aprender en sociedad: la comunidad de Babbel es el espacio para los procesos sociales de aprendizaje. Allí se puede sencillamente intercambiar o aplicar lo aprendido en los cursos. En todo caso, uno conversa en diferentes idiomas y a veces también sobre diferentes idiomas consolidando así su conocimiento. La teoría didáctica del conectivismo se ocupa de ciertos procesos de interacción en las redes en las que además se aprende a menudo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Sobre perfiles y planes: Resultados de la encuesta sobre el aprendizaje de idiomas

Posted on October 10, 2011 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Resultados de la encuesta sobre el aprendizaje de idiomas
Desde finales de mayo hasta julio se ha desarrollado aquí en el Babbel-Blog nuestra gran encuesta sobre los consejos de aprendizaje de Anne. 1774 personas han participado – en alemán, ingles, español, francés e italiano. La respuesta fue abrumadora: solamente los comentarios abarcaron más de 100 paginas. Leímos cada uno de ellos. Los contamos, clasificamos y evaluamos. Por fin, podemos dar los primeros resultados, que hacen tambalearse el mito de aprendizaje visual, auditivo o táctil.


La aprobación general sobre las recomendaciones para el aprendizaje es muy alta, con una media del 75%. Sin embargo, en dos consejos las opiniones están claramente divididas:

1. Hazte un plan y no te sujetes a él.
2. Tu perfil de aprendizaje cambia continuamente.

Solo el 57% están de acuerdo con estos dos consejos. El 24% no están seguros, y el 18% no los recomendarían a otros.

1. Aprende siguiendo un plan

Hazte un plan y no te sujetes a él.

El 18% de los participantes establecen un plan y se sujetan a él.

Un plan es necesario. Si se quiere aprender de manera efectiva, a veces hay que ser estricto con uno mismo.

El 29% tiene miedo de atascarse, cuando se apartan demasiado del plan.

Hay que conocerse muy bien a uno mismo. Quizás habría que tener desde el principio un plan muy concreto.

El 35% tienen un plan, del cual siempre se apartan.

No se debe llevar un plan de manera testaruda, si no también improvisar, es más divertido.

Me diseño un plan, pero normalmente se derrumba ya tras la primera semana…. pánico al trabajo o distracciones en casa, etc.

El 16% opinan que no necesitan ningún plan.

Creo que lo importante es simplemente estar metido en lo que haces, ¡y para eso no se necesita ningún plan, sino mucho empeño!

2. Perfiles de aprendizaje

Tu perfil de aprendizaje cambia constantemente.

El 47% de los participantes no pueden asociarse a un determinado perfil de aprendizaje.

Mi profesora intentó también identificar mi perfil de aprendizaje… pero parece que no tengo ninguno, cambio continuamente.

Nadie está todos los días en la misma disposición de ánimo.

El 33% nunca reflexionó sobre ello.

Yo creía que los perfiles de aprendizaje estaban prefijados. Si no, mejor. Quisiera saber más sobre esto.

El 18% cree que los estilos de aprendizaje son fijos.

Mi opinión es que en cada persona predomina un perfil de aprendizaje, aun cuando todos están disponibles.

¿Mitos en los perfiles de aprendizaje?

En los resultados sobre perfiles de aprendizaje llaman la atención dos cosas:

El 15% de los participantes hispanohablantes creen que los perfiles de aprendizaje son sólidos. En los otros idiomas el porcentaje varía también entre el 13% y el 16%, solo en el caso de los de lengua alemana el 23% cree en los perfiles de aprendizaje.

En los casos en que la respuesta elegida fue “Creo que sí, que tengo un determinado perfil de aprendizaje”, preguntamos en otra casilla: “¿qué perfil de aprendizaje es el tuyo?”. Solo el 27% de las respuestas se refieren a un modelo que clasifica el perfil de aprendizaje según los sentidos (vista, oído, tacto).

Mantener la lectura y la escritura a mano

En cambio, el 31% apuntan a un concepto totalmente diferente de “perfil de aprendizaje”:

Necesito tiempo y tranquilidad. ¡Bajo presión y alboroto no se puede!

Perfil de aprendizaje caótico.

De todos los participantes de la encuesta sólo apenas el 5% se consideran pertenecientes a perfiles de aprendizaje auditivo, visual o táctil.

Hemos preguntado sobre la cuestión a la Profesora Dr. Juliane House, investigadora de aprendizaje de idiomas en la Universidad de Hamburgo. Ella lo confirma: “Para los estilos de aprendizaje no hay ninguna evidencia científica. Las personas y sus maneras de aprender no pueden clasificarse categóricamente. Cada persona aprende de forma individual.” Un aprendizaje exitoso funciona principalmente a través de la inclusión de la mayor cantidad de canales sensoriales posible. A través de la estimulación de diferentes áreas del cerebro se puede asociar y almacenar mejor la información.

Cada persona aprende de forma individual

Cada persona aprende de forma individual. Todos tenemos nuestras propias fortalezas, debilidades, trucos y métodos. Nosotros, en Babbel, os damos las gracias por la maravillosa variedad de comentarios, de los que hemos aprendido mucho. Os transmitiremos este nuevo conocimiento, ¡prometido!

Escucho cómo otros lo hacen. Esto me da nuevas ideas.

Este post en: Alemán (Deutsch), Inglés (English), Francés (Français), Italiano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Cuatro idiomas, cuatro historias muy personales

Posted on July 27, 2011 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Anne, Janet, David y Crisi del equipo Babbel nos cuentan por qué se decidieron por aprender turco, holandés, polaco e indonesio.

Anne: Turco

Ankara: on the road. Photo by Max PinucciDesde que era una niña pequeña, me extrañaba el comportamiento de los niños de nuestro patio trasero en Berlín. Siempre gritaban muy fuerte mi nombre. Cuando yo les contestaba gritando desde la ventana, “¿¿pero qué pasaaa??”, solo me miraban perplejos. Cuando dejaba de asomarme y regresaba a la casa, empezaban los gritos de nuevo: “¡Anne! ¡¡Anneeee!!”

Anne en turco significa “mamá”. Si alguno de los adultos que conocía en aquellos días hubiera podido hablar turco, me hubiera ahorrado estar semanas rompiéndome la cabeza.

Finalmente casi 30 años después estoy aprendiendo turco. Después de unas semanas de aprendizaje, Berlín es una ciudad completamente diferente. Los negocios que antes tenían nombres crípticos para mí de repente resulta que son escuelas de manejo de nombre “estrella” o “café del puerto”. Ahora mis vecinos tienen nombres que puedo pronunciar. Los dulces en la tienda ya no son “eso de ahí”.

En el parque o en el metro afino el oído: solo poner atención a si alguien esta hablando turco me deja apreciar la ciudad de una manera diferente. En algunas ocasiones hasta entiendo algunas frases.

“¿Por qué el turco?”, me preguntan siempre. Mis tres principales condiciones para aprender un idioma, el turco las cumple: buena música, deliciosa comida y una gramática entretenida.

Ahora pienso lo bueno que habría sido aprenderlo 30 años atrás. La pregunta no es “¿por qué el turco?” si no “¿ por qué nunca antes?”

Anne de Berlín dirige la Atención al Cliente y aprende turco con Babbel.

Janet: Holandés

Dutch pride contributeEl holandés no es el idioma con el sex appeal mas grande en Europa. En la escala de los idiomas más queridos deben estar otros. Me interesé por el holandés gracias al amor: mi esposo es de Zeeland, que es una provincia ubicada al sur de Holanda. Cuanto más me dedico al idioma, más estímulos encuentro para aprenderlo.

En todo el mundo más de 30 millones de personas hablan holandés, no solo en Holanda sino también en Bélgica, Sudáfrica, en el Pacífico Sur y en Sudamérica (Curazao).

La gramática holandesa no es tan temible como la alemana y la ortografía es más lógica que la inglesa. A menudo se dice que el holandés no es un idioma sino “un dolor de garganta”. La articulación del holandés tiene lugar en un punto de la garganta mucho más atrás que en el caso del alemán o del inglés. Un truco fácil es relajar los músculos de la cara y la garganta al hablar y dejar la mandíbula un poco colgada – y así se convierte la pronunciación holandesa en un relajante ejercicio de spa.

Ok, quizás es más fácil decirlo que hacerlo. Las 13 vocales y los 4 diptongos del holandés son mas fáciles para los suizos, noruegos o hablantes de hebreo – como mi lengua materna es el inglés me peleo con la pronunciación de Scheveningen, una playa donde vamos a menudo de vacaciones, o – aún más embarazoso – el nombre de mi amado.

Afortunadamente los holandeses son una gente muy comprensiva y se toman mi desfiguración de su bonito idioma con un humor sano. Bedankt! (gracias!)

Janet de la isla de Tasmania en Australia construye cursos de inglés y aprende holandés con Babbel.

David: Polaco

Warsaw. Photo by UggBoy♥UggGirlEste idioma es una locura. ¡Qué letras tan raras! ¿Cómo se puede pronunciar “Wszystkiego najlepszego!”? ( ¡Felicitaciones!) Nunca me imaginé estar algún día en contacto con este idioma. Para mí era más importante el italiano, el francés e incluso el japonés. Ahora le doy gracias al destino por haber cruzado en mi camino el idioma polaco.

Cuando llegué a Frankfurt /Oder en mi año de intercambio estudiantil, quería principalmente mejorar mi alemán. Pero viviendo cerca de la frontera polaca era necesario hablar también un poco de polaco… y en mi universidad se ofrecían cursos de este idioma. Pensaba sin poder decidirme: ¿no será demasiado difícil? ¿lo podré lograr? Sí, claro que tengo tiempo, para un aprobado ha de llegarme.

De esta manera me inscribí para cursar “nivel 1a de polaco”. Al final la pronunciación no era para nada tan difícil. Descubrí que el polaco es casi como el ruso pero con nuestro alfabeto latino, a pesar de que es un idioma eslavo. Eso me pareció muy interesante.

Los polacos son muy amables, siempre quieren ayudar, el país es también hermoso y la cultura es realmente fantástica.

Después de un año y medio tengo ganas de seguir estudiando este idioma, porque así puedo conocer de cerca la belleza de una cultura como esta.

David de Bogotá, Colombia, obtuvo una calificación de sobresaliente en los dos semestres de polaco. Construye cursos de español y aprende polaco con Babbel.

Crisi: Indonesio

South Sulawesi. Photo by zhaffskyMe gusta aprender toda clase de idiomas “solo un poco” … preferentemente aquellos que son exóticos y agotadores, como el tailandés y el árabe. Todo al mismo tiempo.

No se llega muy lejos, cuando uno no aplica tiempo y energía. Con el indonesio es muy diferente. En este momento es mi idioma favorito, porque:

  • se habla en varios países tropicales apasionantes a los cuales me gustaría viajar:
    • El archipiélago indonesio comprende cerca de 17.500 islas con una superficie total de 1.912.988 km2, incluyendo además Malasia y Singapur
    • Interesante cultura ancestral – por ejemplo Borobudur en Java, Georgetown en Malasia,
    • Una atractiva fauna y flora – jungla, volcanes, lagos; tigres, orangutanes, y los casi extintos rinocerontes de Sumatra
  • Es uno de los idiomas más fáciles que se puede aprender:
    • Con escritura latina – sin signos de escritura complicados
    • La pronunciación no es complicada – se puede leer de manera directa casi sin errores
    • Gramática extremadamente simple
  • Está más extendido de lo que se cree:
    • 162 millones de personas hablan indonesio
    • El malasio es casi idéntico al idioma indonesio – con este suman 12 millones más
    • en Singapur entre el 12 y 16 % de la población habla indonesio
    • ¡Que útil! Así se llega lejos.
  • Mucho de este idioma es interesante y divertido:
    • Palabras compuestas que al separarlas pueden ser muy poéticas:
    • Mata hari = ojo día = ojo del día = sol
    • Orang Utan = hombre bosque
  • Soy una fan de lo estructurado! Como se pueden dar cuenta en este párrafo del blog ;).

Crisi es la clásica berlinesa por elección, trabaja en márketing y aprende portugués y indonesio con Babbel.

Este post en: Alemán (Deutsch), Inglés (English), Francés(Français)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Los consejos para el aprendizaje de Anne

Posted on June 3, 2011 by

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

AnneAnne Matthies dirige el Equipo de Atención al Cliente de Babbel. Desde 1997 estudia con pasión idiomas extranjeros de forma autodidáctica, y desde entonces ha logrado hablar italiano, inglés, francés, ruso y chino a un nivel avanzado. Aquí reúne en once consejos lo que a ella le ha resultado de especial ayuda en el aprendizaje de lenguas.


1. Hazte un plan y no te sujetes a él

“Yo no entender” lo entiende cualquiera. Para unas vacaciones llega perfectamente, pero en una conversación telefónica de negocios sería embarazoso. Sé claro sobre tu objetivo: ¿Necesitas la lengua extranjera para el trabajo o para un viaje? ¿Para presumir, para hacer algo diferente o para pensar de forma diferente? Establece tu objetivo. Hazte un plan, cuánto tiempo vas a dedicar a la nueva lengua y qué querrías aprender a continuación.

No te sujetes al plan.

¿Hoy prefieres estudiar el subjuntivo o los signos del zodíaco, aunque no lo necesites en absoluto? ¡Piérdete un poco! ¡Disfruta del salirte del camino! ¡Vuela con tu mente! Tu plan es un bastón en el que apoyarte cuando tus alas se quedan sin fuerzas. Sólo lo necesitas cuando no se te ocurra qué hacer, cámbialo siempre que quieras.


2. No tengas prisa por empezar a hablar (si tienes tiempo)

Si no tienes nada que te obligue a aprender tu nueva lengua en un lapso de tiempo breve, habla en la otra lengua sólo cuando realmente sientas el deseo de hacerlo. Hasta entonces simplemente escucha. Antes o después saldrá de ti a borbotones, en ese momento no podrás hacer otra cosa que imitar esos extraños sonidos.

Cuando una palabra nace dentro de ti sin presiones externas, es tuya para siempre. Nunca olvidaré cómo de modo totalmente inesperado, tras meses de sólo escuchar, de repente hablé chino en la bañera. No te pierdas esta maravillosa sensación.


3. Tu perfil de aprendizaje cambia continuamente

A menudo se habla de perfiles de aprendizaje auditivos, visuales y otros. Tú a veces perteneces más a un perfil, a veces más a otro. El perfil de aprendizaje de uno cambia como el humor: desarrolla el olfato para saber qué es lo que mejor te va en cada momento. En un momento dado te puede apetecer cerrar los ojos y simplemente escuchar. Y entonces es cuando realmente las imágenes y las letras saltan sobre ti. Otra vez querrías hacerlo todo tú mismo: pronunciar frases, escribir o cantar. Y otras veces quieres hacer todo ello al mismo tiempo.


4. Aprende desde el principio expresiones

Los refranes y los giros lingüísticos son la sal de la sopa de lengua extranjera. Escoge desde el principio un giro idiomático que te resulte especialmente gracioso. Imagínate plásticamente –lo que literalmente dicen- las expresiones “laid back”, “down to earth”, “se me fue la cabeza”. Las traducciones literales normalmente no tienen sentido – pero resultan a menudo bastante divertidas. “Soy veintidós años viejo”, dicen los alemanes para decir que tienen veintidós años. Pártete de risa, cuéntaselo a tus amigos. Estas diferencias te llevan a sentir la lengua, te enriquecen y te mantienen de buen humor para seguir aprendiendo.


5. Sé tú mismo

No restrinjas tu aprendizaje a determinadas situaciones. ¿De qué hablas en tu lengua materna? ¿Qué te interesa? ¿Qué es lo que más te enfada? De cómo se dice algo en la lengua que estás aprendiendo te puedes dar cuenta mucho más fácilmente cuando realmente quieres decirlo.


6. Deja un poquito el ordenador

Las tarjetas de vocabulario y el sistema de repaso son fantásticos. Pero de vez en cuando apaga también tu ordenador e intenta recordar sin él lo que has aprendido. Construye reglas mnemotécnicas en tu cabeza. Tómate todo el tiempo que necesites. A veces una palabra está “otra vez ahí” sólo tras un par de minutos. Lo comprobarás: Aquello que eres capaz de producir por ti mismo sin ayuda, se graba de un modo totalmente diferente en tu cerebro.


7. No te encierres en casa

Si siempre estás sentado en la misma silla aprendiendo las mismas frases, probablemente estarás perdido cuando tengas que repetirlas en la calle. Lleva contigo a todas partes la lengua extranjera en tus pensamientos. Pide tu plato favorito en tu restaurante habitual en la lengua que estés aprendiendo. Cuando vayas en metro, imagínate que no tienes billete y tienes que explicárselo al revisor.


8. ¡Canta!

La gramática se aprende maravillosamente con canciones pop. Escoge una canción pegadiza en tu lengua extranjera. Escúchala y cántala, con o sin auriculares, en la ducha, en el coche y en la bici.


9. Escenifica tu propia inmersión lingüística

¿Estás aprendiendo francés? ¡Hazte un día francés! Escucha una radio francesa, ve una película francesa, cocina un plato francés, lee un periódico francés y busca las últimas palabras que has aprendido en google.fr . No te preocupes si no entiendes más que una mínima parte de todo. Pega notitas adhesivas con los nombres franceses en todos los objetos y muebles de tu casa, habla solo y mangonéate a ti mismo en francés.


10. ¡Atrévete a cometer errores!

Nada te estorbará más en el aprendizaje de una lengua extranjera que un temprano perfeccionismo. ¡Ten el valor de hacer todo mal y escribe, canta o empieza a chapurrear aunque sean cosas sin sentido!. Una nueva expresión se convierte en tuya solo cuando la utilizas. Que la uses correctamente desde el principio no tiene ninguna importancia. De tus propios errores aprenderás increíblemente, tan solo tienes que confiar en ti mismo al hacerlos.

Si te resultase difícil, acuérdate de lo encantadores que resultan en otras personas un acento fuerte, la pronunciación incorrecta y una gramática con errores. ¿No te da pena cuando tu amiga francesa de repente empieza a hablar castellano sin acento y sin errores?


11. No te rindas

Aprender una nueva lengua a veces se siente como un puro masoquismo. ¡Qué rápido se olvida todo! ¡Otra vez has pasado varios días sin hacer nada! ¡Te habías alegrado tanto de lo que ya sabías, y ahora resulta que no entiendes ni papa!

Todo esto pertenece al proceso de aprendizaje y así debe ser. No te dejes derrotar por ello. Laméntate, patalea, maldice. Pero no abandones. Volverás a reírte, a parlotear y a desbordar alegría. Una nueva lengua es un nuevo mundo. Conquístalo para ti disfrutando.


¿Y tú? ¿Qué opinas de los consejos de Anne? ¿Qué te estimula en tu aprendizaje? ¿Qué perfil de aprendizaje es el tuyo? ¡Participa en nuestra encuesta sobre los consejos para el aprendizaje! Responder a la encuesta


El post original en alemán

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone