The Babbel Blog

language learning in the digital age

Aprendiendo turco por placer – Historia de una fan de las telenovelas turcas

Posted on enero 30, 2018 by

Este es el último capítulo de nuestra serie de retratos de usuarios de Babbel, donde te presentamos extractos de la vida de nuestros usuarios y sus motivos para aprender un nuevo idioma. Si deseas compartir tu historia con nosotros, simplemente déjanos un comentario abajo. En esta ocasión se trata de la curiosa historia de Mireya, una señora de 72 años, cuya lengua materna es el español, aunque está aprendiendo turco con Babbel para entender sus telenovelas turcas preferidas.
Mireya, originaria de Uruguay, vive con su esposo en La Paz, en el Departamento de Canelones (al sur del país), y se dedica a las tareas domésticas. En principio, solo podía hablar en español y no era una asidua de las telenovelas de ningún tipo, pero vio el anuncio de una telenovela turca y le llamó tanto la atención que “la curiosidad mató al gato” y decidió darles una oportunidad.
Su peculiar interés empezó tras ver la telenovela Las mil y una noches. Mireya nunca hubiera imaginado que las telenovelas turcas le llegarían a gustar tantísimo. A Mireya le atrapó descubrir un nuevo mundo, que le permitía conocer nuevas costumbres, una nueva cultura, otras ciudades y excelentes actores y actrices. Actualmente, Mireya tiene más de una telenovela preferida, nos menciona las siguientes: Entre dos amores, Fatmagül, Kuzey Güney y Amor prohibido. También nos cuenta divertida que sería imposible mencionar solo a un actor, pues es fan de varios: Kıvanç Tatlıtuğ, Engin Akyürek, Kadir Doğulu, Murat Yıldırım. Sus actrices preferidas son: Beren Saat, Neslihan Atagül. Según Mireya, el Canal 10 fue el primero en traer las series turcas a Uruguay y se ven sin subtítulos.
Le preguntamos cuanto tiempo pasó desde que le empezaron a gustar las telenovelas turcas hasta que decidió aprender turco y nos cuenta que pasaron unos meses y que, poco a poco, con la ayuda del traductor fue aprendiendo palabras en turco que compartía con sus nietos, como “buen día”, “bienvenidos”, “nos vemos”, etc. Y luego pensó: ¿por qué no estudiar y aprender más sobre el idioma?
Mireya confiesa que no conocía Babbel con anterioridad, pero que le comentó a su hijo Gabriel su interés por estudiar turco y que él (que siempre la apoyó y le enseñó a usar la computadora y a meterse en lo que ella llama “el maravilloso mundo que nos brinda internet”), a pesar de estar muy ocupado, se tomó un tiempo para satisfacer el interés de su madre y descubrió Babbel.
De hecho, Mireya quiere aprovechar este post para dar las gracias a su hijo en turco y decirle que le quiere: Gracias hijo (Teşekkürler Oğlum), te quiero (Seni seviyorum).
Sabemos que hace muy poco que Mireya inició el curso (iba por la lección 10 cuando realizamos esta entrevista). Nos cuenta que por lo general le dedica un rato todos los días, entre los quehaceres domésticos y sus series. Ella aprende con Babbel mediante diversos soportes: tanto con el celular, como con la tablet o el ordenador, según el día. Su objetivo final no es ver las telenovelas sin subtítulos y entenderlo todo (aunque si algún día llegará a ese nivel sería genial), ella dice que no aspira a tanto, que lo suyo es puro entretenimiento.
 
Mireya nos cuenta que ahora ya podría pedir de beber con palabras como kahve (café turco), bira, çay, maden suyu, şarap o süt; pedir de comer (kebab o baklava) y saludar o preguntar cómo estás, etc. Cuando le preguntamos qué cree que será capaz de decir o entender tras 12 meses aprendiendo turco con Babbel, nos dice que cree que en un año puede aprender mucho, aunque reconoce que no es fácil. Como divertido ejemplo dice: “¿Saben cómo se dice “encantado” en turco? Tanıştığımıza memnun oldum! ¿Qué les parece? Vean a lo que me estoy enfrentando jajajaja”.
 
Para acabar, nos dice que su experiencia con Babbel es muy positiva y, como mejora, nos recomienda crear un curso de pronunciación turca en español. Tomamos nota 😉
También quiere que todos recordemos esto: “La edad no es un obstáculo para aprender”.