The Babbel Blog

language learning in the digital age

Aprendizaje autónomo: descubre cómo nuestros expertos de Babbel aprenden idiomas

Posted on July 4, 2017 by

Sara y Fidi, dos expertas de Babbel en la enseñanza de lenguas, te revelan cómo no perderte en el mar de métodos y productos didácticos, también verás cómo puedes sumergirte en un idioma de camino al trabajo o sin moverte del sofá y cómo es posible integrar el aprendizaje de una lengua en tu tiempo libre. Por fin vas a descubrir qué métodos utilizan nuestros especialistas y cómo aprenden idiomas. Cuando lo más importante es divertirse, hasta cantar en un karaoke puede resultar muy efectivo…

 

 

No hay método correcto o incorrecto, el secreto es la combinación acertada

¿Tienes tanta motivación que por fin te has decidido a poner en marcha aquel proyecto que llevabas años posponiendo? Entonces sí, ¡ha llegado la hora de aprender un nuevo idioma! Sin embargo, ahora debes confrontarte a una multitud de métodos y productos de aprendizaje: cursos de idiomas presenciales, profesores particulares, montañas de libros de texto y gramáticas, podcasts, tutoriales en formato vídeo, aplicaciones… la lista parece no tener fin. Y entonces, ¿cómo se puede tomar la decisión correcta?

Tenemos una buena noticia: no hay una decisión más acertada que otra. El secreto es no limitarse a un solo método o producto, ya que no existe ninguna solución milagrosa para aprender un idioma. Resulta mucho más efectivo probar distintos métodos y productos y aprender a combinarlos. Si los libros de texto tradicionales te resultan demasiado aburridos y lo más importante para ti es tener flexibilidad horaria y geográfica, pero al mismo tiempo tampoco quieres invertir demasiado dinero, entonces una aplicación como la de Babbel podría ser un excelente complemento para tu aprendizaje. La principal ventaja es que eres tú quien puede decidir cuándo, dónde y cuánto estudiar. Solo necesitarás un dispositivo con conexión a internet, bajarte la app y empezar a aprender. Suena genial, ¿cierto? Bueno, la verdad es que no es tan fácil como parece…

En efecto, una app también tiene sus limitaciones. No obstante, es parte de nuestro trabajo hacer que esas limitaciones sean lo menos molestas posible para nuestros usuarios. Esto significa, por ejemplo, que renunciamos conscientemente a explicaciones complejas llenas de términos técnicos y ofrecemos, en su lugar, temas y palabras que preparan rápidamente al usuario para comunicarse en el idioma estudiado. Además de ello, nuestros cursos están divididos en unidades didácticas que se pueden integrar fácilmente al día a día.

Uno de nuestros enfoques principales es el aprendizaje multicanal, es decir, el aprendizaje a través de los distintos sentidos (vista, audición, habla, etc.). Cuando una información nueva se asocia a una información ya existente y es procesada por diferentes canales, se crean nuevos puntos de asociación y anclaje en el cerebro del aprendiz. Estos puntos, además de convertir el proceso de aprendizaje en algo único e individual, hacen que las informaciones aprendidas estén más rápidamente disponibles. Obviamente resulta imprescindible repasar y refrescar con frecuencia la información almacenada para que las conexiones establecidas no se atrofien. Sabemos que no siempre es fácil encontrar el equilibrio perfecto entre aprendizaje y repaso, por lo que queremos echarte una mano. Como parte de tu aprendizaje con Babbel, te volvemos a presentar en intervalos regulares y apropiados el vocabulario y las palabras de lecciones anteriores. De esta manera, nos aseguraremos de que no te olvides de cómo usarlos correctamente. Al fin y al cabo, repetir y repasar es uno de los puntos fundamentales para aprender un idioma con éxito.

Lo importante es divertirse

Lo primero que debes averiguar es qué tipo de aprendiz eres: ¿en qué momento del día te concentras mejor?, ¿cuánto tiempo puedes mantener tu concentración?, ¿tienes una memoria visual o más bien auditiva?, ¿te gusta aprender en grupo o prefieres hacerlo sin compañía alguna?

Descubrir tus preferencias es un paso fundamental para poder seleccionar aquellos métodos y productos que mejor se complementen y se combinen. ¿Aprendes francés con Babbel porque sueles pasar tus vacaciones de verano en Francia y te gustaría desenvolverte con soltura en ese idioma? Entonces, en este caso, podrías intentar practicar francés antes de tu próximo viaje, por ejemplo, con un profesor particular que sepa adaptarse a tus necesidades. Si no quieres invertir demasiado dinero, un tándem lingüístico podría ser una solución muy económica y a la vez efectiva para practicar tus conocimientos.

No hay mejor manera de aprender un idioma que estar sumergido en él

La mejor manera de aprender un idioma es estar sumergido en él el mayor tiempo posible. Sin embargo, esto no significa necesariamente que tengas que hacer un curso en el extranjero y que, por lo tanto, esta sea la única solución. La mayoría de la gente no tiene tiempo suficiente para ello, sin hablar del dinero. Por suerte, también existen otras posibilidades para sumergirse en un idioma sin moverse del sofá o tener que invertir tiempo o dinero extra. ¿Sueles relajarte por las noches delante de una serie? Entonces una buena opción sería buscar una serie en la lengua que estás estudiando y verla con subtítulos. De esta manera, podrás combinar aprendizaje y placer, practicando tu comprensión oral sin renunciar a tu momento de relax. Este tipo de inmersión te permitirá interiorizar más fácilmente la entonación del idioma en cuestión. Además, descubrirás algunas de sus peculiaridades que difícilmente podrías encontrar descritas en libros de texto. Finalmente, piensa que también aprenderás un montón de cosas sobre la cultura del país en el que se habla dicho idioma. Lo mismo vale para libros, podcasts, programas de radio o artículos de prensa en lengua original.

Pero no te precipites. Aunque te encante leer y hayas empezado a aprender ruso, tendría poco sentido lanzarte a leer Guerra y Paz en versión original. Inténtalo primero con titulares de prensa breves y simples. Piensa en cómo integrar la lengua que estás aprendiendo a tu rutina, sin que eso te suponga grandes esfuerzos. ¡Comprobarás lo muy motivante que resulta esta estrategia y experimentarás una progresión rápida!

¡Y esto es exactamente lo que hacemos en Babbel! Además de aprender con la app de Babbel, asistimos a cursos de idiomas, viajamos por el mundo, vemos películas en versión original y escuchamos música en la lengua que estamos aprendiendo. Y por si eso fuese poco… ¡también organizamos noches de karaoke multilingüe en las que cantamos en una multitud de idiomas! Puro placer y diversión para nosotros, aunque probablemente no tanto para el público. No todos en Babbel somos fans del karaoke, así que algunos de nosotros prefieren quedar, conversar y practicar regularmente el idioma con nativos. Al fin y al cabo y como sucede a menudo en la vida, cuando se aprende un idioma nuevo, rige el viejo refrán: la práctica hace al maestro.

Leave a Reply