The Babbel Blog

language learning in the digital age

Las mujeres de Babbel comparten sus ideas sobre el debate candente: el tema género

Posted on marzo 7, 2018 by


 
Megan Toon, originaria del Reino Unido, trabaja en el equipo de Relaciones Públicas de Babbel. Con motivo del 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, Megan profundiza en las perspectivas y los antecedentes de las empleadas de Babbel para revelar las diversas formas de trabajar, su relación con los temas de género, lenguaje y tecnología en la industria de las startups.
 

 
¿Qué te atrajo a tu profesión y a Babbel?
 
Annabella Da Encarnacao: Soy vicepresidenta de Marketing Performance –responsable de los canales de adquisición de usuarios y de atraer nuevos clientes a Babbel–. Babbel fue un paso ideal, ya que estaba deseando trabajar para una empresa con una visión sólida y un producto, cuyo propósito es mejorar las vidas de las personas.
 
Maria Robledo: Soy directora de Ingeniería. Creo que la tecnología cambia el mundo y quiero trabajar en una industria que tiene un impacto en las personas y la sociedad. Babbel tiene ese impacto. Babbel también me ofreció la oportunidad de trabajar fuera de España y comenzar una carrera en Alemania.
 
Belén Caeiro: Soy directora de Marketing de Producto, una parte de la industria de la tecnología que pretende transmitir mejor la innovación de los productos para que el usuario pueda comprender el valor de estos. Siempre he buscado espacios dinámicos y creativos, es lo que significa para mí la industria de la tecnología. No empecé mi carrera ni en productos ni en marketing, pero mi experiencia me ha llevado lentamente al lugar donde estoy hoy.
 
Nicki Hinz: Siempre me han gustado los idiomas y la tecnología, supongo que soy un poco friki en ese sentido. Babbel es realmente el lugar perfecto para combinar estas dos pasiones. Solía ser profesora de idiomas en el Reino Unido, donde ya había usado Babbel durante años antes de comenzar a trabajar aquí. Ahora soy Senior Project Manager para Alemán, lo que me da la oportunidad de crear contenido y diseñar la experiencia de aprendizaje para estudiantes de este idioma.
 
Julie Krauniski: Soy la responsable de las Relaciones Públicas para Brasil y, como tal, soy responsable de aumentar el conocimiento de la marca en América Latina. Estudié periodismo y es común que los periodistas eventualmente se conviertan en mánagers de relaciones públicas. Los dos trabajos se complementan entre sí y requieren un conjunto compartido de habilidades. Por ejemplo, tanto las relaciones públicas como el periodismo requieren de escritura creativa y habilidades interpersonales. A través de mi trabajo, puedo hacer que las personas conozcan un producto que cambia de manera positiva y significativa las vidas de las personas.
 
Nazly Sabbour: Soy analista de datos del equipo de Analytics, allí doy soporte a diferentes equipos para que tomen mejores decisiones basadas en los datos de los clientes y el productos. Babbel ofrece un ambiente acogedor y cuenta con una gran base de suscriptores. Esto es esencial para el trabajo que llevo a cabo, ya que requerimos una cierta cantidad de datos para inferir conclusiones significativas. También es importante para mí trabajar en un producto que tenga un impacto positivo y sea significativo para los clientes.
 
¿Qué quieres conseguir con tu carrera en Babbel?
 
Annabella: Creo que mi trabajo consiste en hacer posible que otros se superen a sí mismos. Disfruto cuando veo a alguien crecer desde su primer día en lo que podría ser su primer trabajo, me gusta ver cómo aprenden sobre la compañía y el producto y son mejores de lo que podrían esperar ser.
 
Nicki: Quiero difundir la pasión y el conocimiento de los idiomas. En mi trabajo como profesora tenía en promedio de 20 estudiantes en una aula, pero en Babbel alcanzo a decenas de miles de estudiantes de idiomas a la vez. También quiero que mi trabajo me permita crecer como persona. Babbel ofrece oportunidades para aprender y probar nuevos campos, para equivocarse y aprender de los errores que surjan.
 
Julie: Una vez, durante una sesión de trabajo en equipo, tuvimos que inventar nuestro propio lema. El mío fue “todos los latinos aprendiendo idiomas”, ese es mi papel aquí en Babbel. Solo el 5 % de los brasileños son bilingües. Hablar otro idioma es más que solo oportunidades profesionales: se trata de abrir nuestras mentes. Cuando hablas otro idioma, adquieres más empatía y comprensión social. Quiero hacer un cambio y difundir el aprendizaje de idiomas en toda América Latina.
 
¿Has experimentado momentos de sesgo de género, ya sea consciente o inconscientemente? ¿Esto ha cambiado la forma en que enfocas tu trabajo?
 
BelénClaro que sí. La primera vez que me topé con comentarios de género fue durante mis estudios en ingeniería energética. Éramos 10 mujeres en una clase de 200 personas. Mientras la mayoría de los profesores bromeaban, diciendo que “estas mujeres se van a comer tu almuerzo porque no solo son más trabajadoras, sino más inteligentes”, otros decían que no éramos “aptas” para desempeñar la labor en campos petrolíferos. He trabajado en culturas empresariales agresivas y he experimentado una competencia insalubre entre equipos y géneros. En ese momento, mi enfoque para encajar en un campo dominado por los hombres era actuar como un hombre. Les mostré que puedo ser igual de competitiva para demostrar que no necesitaba ser tratada de manera diferente.
 
Julie: Experimento tres prejuicios: soy latina, de descendencia africana y mujer. El sesgo me afecta a diario. Por ejemplo, escucho comentarios con sesgos de género o raza escondidos detrás del humor, esto es acoso. El prejuicio que he experimentado me ha hecho más empática y sensible a los problemas que otros pueden pasar por alto. En mi trabajo puedo darle a Babbel responsabilidad social en la intersección del lenguaje y el prejuicio cultural.
 
Nazly: En entrevistas para otras compañías me preguntaron si planeo tener hijos. No creo que los hombres se enfrenten a preguntas similares, ni tampoco que debamos responder. Creo que estas preguntas demuestran que esas empresas tienen procesos de reclutamiento sesgados, lo que probablemente también es un reflejo de un entorno de trabajo sesgado. Por otro lado, creo que las mujeres deberían ser fuertes y no ser demasiado sensibles en estas situaciones. Es importante reconocer los antecedentes de alguien. Los comentarios parciales pueden provenir de la cultura en la que alguien se crió. A veces, los comentarios se deben a prejuicios de género, pero a veces se trata simplemente de un individuo con malos modales o una educación cultural diferente.
 
¿Tu industria se inclina con mayor fuerza a favor de un género? ¿Ha alterado esto tu enfoque de trabajo y gestión?
 
Annabella: El equipo que actualmente dirijo se caracteriza por un equilibrio saludable entre ambos géneros. Lo he logrado liderando almas, no géneros. También debemos reconocer que el sesgo va más allá del trabajo. Es una ocurrencia cotidiana y uno necesita hablar cuando sucede para garantizar que se diluya la ignorancia que la causó.
 
Maria: Nunca me he sentido diferente al manejar hombres y mujeres. Estoy segura de que también depende de tu personalidad y del entorno en el que creciste. Crecí con dos hermanos, así que supongo que eso ayuda. Es cierto, sin embargo, que necesitas tener una personalidad fuerte.
 
BelénLa industria de la tecnología es un campo dominado por los hombres. En mi trabajo anterior aprendí cómo el sesgo inconsciente se manifiesta en el trabajo. Los sesgos son respuestas arraigadas y difíciles de evitar, pero crear conciencia de ellos nos unifica y nos permite encontrar una solución. Todos han sentido algún tipo de prejuicio en algún momento, incluidos los hombres. Ahora que todos somos más conscientes de la brecha de género existente, debemos establecer reglas básicas. Les indico a los miembros de mi equipo lo más pronto posible cuando el sesgo inconsciente se puede presentar en el área de trabajo y, de esta manera, buscamos formas de evitar caer en él.
 
¿En qué se diferencia Babbel de otras empresas con respecto a la igualdad de género? ¿Qué iniciativas existen para abordar cuestiones relacionadas con el género?
 
Annabella: Babbel es diversa, es uno de nuestros puntos fuertes porque es, incluso, uno de los valores de nuestra empresa. Motivamos a nuestros empleados para que muestren y dirijan iniciativas. Varios empleados de Babbel iniciaron por su cuenta una serie de charlas o conferencias llamada “Stranger Talks”, allí se organizan presentaciones internas destinadas a abordar cuestiones de raza, género y otros temas relacionados con la diversidad. Esto me enorgullece.
 
Maria: Nunca he trabajado en una empresa que sea tan consciente y activa en cuestiones de género. Babbel no solo tiene en cuenta la brecha de género, sino que está tomando medidas activamente para cerrarla. Por ejemplo, cuando buscamos nuevos empleados aquí en Babbel, nuestras descripciones de trabajo están escritas con un tono neutral de género que incluye a él, ella y transgénero.
 
Nicki: Coordino un evento en Babbel llamado “Stranger Talks”. Ofrecemos una plataforma cada dos semanas para que las personas de la empresa hablen ante un público sobre temas relacionados con la diversidad, analizando una amplia gama de temas, incluidos el género, la raza y la religión, entre otros. Nuestro objetivo es sacar estos temas a la luz y comenzar un diálogo. El Círculo de Liderazgo de Gente y Cultura de Babbel también invita a mujeres jóvenes a Babbel para que hablen con nuestros equipos de ingeniería y aprendan con ellos. Queremos mostrarles a las estudiantes lo que pueden lograr en una empresa diversa y fuerte.
 
¿Qué crees que las mujeres y las empresas pueden hacer para mejorar la igualdad de género en el lugar de trabajo?
 
Annabella: Hemos aprendido del estudio de Catalyst 2016 que solo el 24 % de los puestos directivos están ocupados por mujeres. Esto es muy poco: necesitamos más mujeres líderes y creo que estas mujeres necesitan más visibilidad. En el área directiva de Babbel hemos logrado este equilibrio. Puedo ver que está marcando la diferencia en otros lugares, pues también ha influido en otras compañías. Por todo ello creo que debemos seguir destacando a las empresas que promueven la igualdad de género como modelos a seguir.
 
Maria: Hay que ser consciente de la brecha de género. Muchas compañías se esconden detrás del estereotipo de una industria de un único género. Necesitamos preguntarnos por qué las mujeres no se están postulando para puestos específicos. Las mujeres en ingeniería necesitan hablar más abiertamente sobre los aspectos positivos de nuestro trabajo y nuestra industria, los beneficios y nuestro apoyo para ambos géneros. Tenemos que discutir esto con amigos, familiares, colegas… ¡con todos!
 
BelénCreo que estamos en un punto en el que debemos incluir a todos en la conservación. Un problema que crea publicidad para un género puede provocar alienación en el otro. Debemos asegurarnos de no aislar a ningún grupo social, sino mostrarles cómo cerrar la brecha de género beneficia a todos. Cuando tenemos la misma representación de mujeres en el trabajo, un salario equitativo, maternidad y paternidad, esto también liberará a los hombres de los estereotipos sociales, las expectativas y las presiones. El primer resultado positivo es ayudar a las mujeres, y el segundo es que todos se benefician de la falta de expectativas predefinidas basadas en el género.
 
Julie: Las mujeres pueden comenzar por sí mismas. Muchas mujeres tienen una mentalidad sexista arraigada que surge de la cultura en la que fueron criadas. Después de que cambiemos nuestro pensamiento y nuestra autopercepción, nos veremos a nosotros mismos como lo que realmente somos. Las mujeres deben hablar cuando encuentren prejuicios. Aunque hablar no modifique la mentalidad de su jefe o compañero de inmediato, si hablamos cada vez que sucede algo, crearemos un cambio. A veces, aquellos en posiciones privilegiadas no son conscientes de cómo su comportamiento afecta a quienes los rodean.
 
¿Qué le dirías a tu yo de 20 años que acaba de emprender su carrera?
 
Nicki: ¡Sé más valiente! A menudo dudaba y permitía que el desaliento influyera en mis decisiones. Ahora me digo a mí misma: inténtalo. Si me equivoco, no importa porque aprendo y sigo adelante. Los errores enriquecen las experiencias y me han ayudado a crecer como persona.
 
Julie: No trabajes para algo en lo que no creas. El placer de trabajar en algo que consideras significativo es esencial para sentirte satisfecho e inspirado. Por otro lado, trabajar en organizaciones y para productos que no me gustaron fue importante para adquirir experiencia. No todo el mundo trabaja en algo significativo, así que estoy agradecida. Mis experiencias negativas me han convertido en lo que soy hoy y me han dado perspectivas invaluables.
 
Nazly: Mira todo desde una perspectiva general. Por ejemplo, yo disfruté las matemáticas y la programación, razón por la cual seguí una carrera en informática. Cuando tomé esta decisión, no sabía que una carrera en ciencias de la computación limitaba las opciones en otros aspectos de mi vida. La mayoría de las empresas de informática se concentran en las principales ciudades. No había considerado si quería mudarme a la ciudad, y si lo hubiera hecho, tal vez habría elegido un camino diferente.
 
¿Estás involucrada en alguna iniciativa centrada en el género dentro o fuera de Babbel?
 
Annabella: Participo en el  “Lean-in Circle”  en Berlín. “Lean-in” es una comunidad global iniciada por Sheryl Sandberg, COO de Facebook. Allí las mujeres se reúnen regularmente, comparten sus experiencias y se ayudan y enseñan mutuamente. La idea es que las mujeres se inclinen hacia delante y tomen iniciativas en lugar de estar aisladas. También formo parte del colectivo “Mujeres en la tecnología”, cuyo objetivo es inspirar, celebrar y conectar a las mujeres que trabajan en este sector.
 
Belén : En mi empresa anterior fui una de las fundadoras de un grupo independiente. Nuestro objetivo era darles herramientas a las mujeres en el lugar de trabajo para que se inspiraran compartiendo experiencias e intercambiando consejos. Organizamos talleres para negociar habilidades, codificación, desarrollo de productos y hablar en público. También invitamos a mujeres externas que habían revolucionado su industria para que hablaran al respecto, como por ejemplo Obi Felten, líder de Google X en la fábrica de instantáneas de Google que atrajo a una gran audiencia, tanto masculina como femenina. Los asistentes estaban interesados en la oradora y la oportunidad de conectarse y debatir, independientemente del hecho de que éramos un grupo de concienciación de mujeres.
 
Nicki: Como mencioné, estoy involucrada en el proyecto “Stranger Talks” aquí en Babbel. Creo que es importante escuchar las historias de las personas y crear un diálogo. Podemos ampliar nuestras perspectivas sobre cuestiones de género si nos escuchamos los unos a los otros y entendemos cómo otras personas se han enfrentado a los desafíos y los han superado.
 
Julie: Me he enfrentado a prejuicios durante toda mi vida y, aunque me gustaría unirme a una iniciativa, para mí ahora es demasiado agotador emocionalmente. Sé que esto es egoísta, pero creo que todos conocen su límite. Admiro a quienes participan en iniciativas que abordan cuestiones de género y espero poder volver a participar pronto en estos movimientos.