The Babbel Blog

language learning in the digital age

Cómo Babbel creó un test de inglés en línea

Posted on diciembre 21, 2017 by

En cooperación con Cambridge English, Babbel introduce el proceso de evaluación en la era digital


 
 
 
Ben, originario del Reino Unido, es Project Manager de inglés en el departamento de Didactics de Babbel, constituido por un equipo de expertos en idiomas que crean y optimizan nuestros cursos. Ben se formó y trabajó como profesor y asesor de inglés en Alemania y en España. También le encanta aprender idiomas muy diferentes del inglés, tan inusuales como el suajili y el tongano. Aquí escribe acerca de cómo Babbel y Cambridge English, dos expertos en la evaluación de los conocimientos de idiomas, se unieron para lanzar el test de inglés de Babbel.
 

Babbel ya ofrece una plataforma para aprender idiomas en línea en la que se puede ganar confianza rápidamente para sostener una conversación real. Hace un tiempo comenzamos a preguntarnos cómo brindar a nuestros alumnos los medios necesarios para demostrar su nivel y sus capacidades. Fue así como recientemente creamos una colaboración con Cambridge English, la organización con la cual cada año cinco millones de personas hacen un examen de idioma, con el fin de crear el test de inglés de Babbel.
Cambridge English goza de reconocimiento mundial en el campo del aprendizaje y la enseñanza del inglés por proporcionar evaluaciones de alta calidad, mientras que Babbel permite a sus usuarios aprender a hablar un nuevo idioma en cualquier momento y en cualquier lugar. Thomas Holl, cofundador de Babbel, comenta así la conexión perfecta de ambas iniciativas: «Nuestros objetivos como empresas son complementarios: se trata de proporcionar a los estudiantes de idiomas una experiencia de calidad. Por eso nos pareció perfecto combinar los inigualables conocimientos de Cambridge en materia de evaluación con la gran pericia de Babbel en el aprendizaje digital de idiomas».
¿El resultado? ¡El nacimiento del test de inglés de Babbel en colaboración con Cambridge English! Este test, que se puede realizar enteramente en línea, ofrece a los usuarios de Babbel la oportunidad de comprobar con precisión sus habilidades de lectura y de comprensión auditiva en inglés, y de obtener los certificados de los niveles A1 a B1 y superiores. Estos certificados, personalizados con una foto, enseñan los resultados obtenidos en la evaluación y pueden agregarse al currículo o compartirse en redes sociales y profesionales.
Durante la última década, el aprendizaje y la evaluación de idiomas en línea han crecido a la par. Ahora es posible realizar por ordenador muchos de los exámenes de inglés más conocidos, aunque solo en centros de evaluación especialmente designados para ello. De cualquier manera, los exámenes tradicionales en formato de papel han ido desapareciendo cada vez más. Para Babbel era claro el enorme potencial de una evaluación digital económica, de alta calidad y ampliamente accesible, pero también sabíamos que necesitaríamos un socio con la experiencia adecuada para ayudarnos a garantizar que este examen cumpliera con nuestros altos estándares. Así fue como Cambridge English entró en escena.
Cómo surgió la primera versión
Al comenzar el proceso de elaboración del test, decidimos crear un primer prototipo breve y sencillo para el nivel A1 (Principiante) con el fin de hacernos una idea de cómo Babbel y Cambridge podrían trabajar conjuntamente y de cuál podría ser la contribución de cada uno. Más importante aún, queríamos saber qué pensaban los alumnos de Babbel sobre su experiencia del test. Junto con los expertos de Cambridge especializados en las habilidades de de comprensión oral y escrita, creamos un test de 37 preguntas del nivel A1.
Para aquellos de nosotros que trabajamos en el equipo de Didáctica de Babbel, la respuesta de nuestros usuarios es esencial para mejorar constantemente nuestros contenidos, por lo que decidimos pedirles que nos dieran su opinión respondiendo a una breve encuesta al finalizar el prototipo de test A1. Ya contábamos con algunos de los comentarios; por ejemplo, la gran mayoría consideró que la prueba era demasiado fácil. Esto es bastante normal en el nivel A1. Sin embargo, también encontramos que una gran parte de los alumnos no sabía a qué se refería «A1». Este tipo de referencias aparecen en los cursos de Babbel que se basan en los niveles del MCER (Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas). Para evitar este desconocimiento, en cada descripción del curso incluimos una explicación de lo que significa el nivel indicado con una letra y una cifra.
Babbel English Test CertificateSin embargo, en el caso de un examen especialmente destinado a evaluar si se ha alcanzado o no un nivel específico de inglés, puede ser difícil incluso decidir si vale la pena realizar esta clase de test cuando la persona no está segura de qué nivel está intentando alcanzar. Por esta razón, decidimos diseñar un modelo que cubra un rango de niveles en lugar de ofrecer un examen separado para cada nivel. Esto significa que los que llevan a cabo el test no tienen que preocuparse por determinar previamente su nivel.
Otro de los resultados importantes de la encuesta –que además nos causó una gran sorpresa– fue que los participantes disfrutaron realizando el examen. Obviamente no puedo generalizar mi experiencia, pero los exámenes de idiomas tradicionales que hice en el pasado siempre me parecieron bastante estresantes e inclinados más hacia el lado definitivamente menos divertido de la balanza. Lo que descubrimos, sin embargo, es que al poder hacer esta prueba cómodamente en línea desde casa y a su propio ritmo, los usuarios disfrutaron mucho de la experiencia. De hecho, varias de ellas incluso comentaron que apreciarían la posibilidad de hacer una prueba más larga.
Diseño del test
Ya estábamos listos para crear un examen más completo, que cubriera los niveles A1 a B1 y superiores, siguiendo un nuevo modelo de prueba que diseñamos en colaboración con Nir Golan, Senior Product Owner for New Business Initiatives de Babbel. Nir Golan también ayudó a estimar los esfuerzos que tendrían que hacer los ingenieros de Babbel para construir los diversos modelos que diseñamos. Después de todo, cuando una prueba está en línea, el equipo de creación de contenido solo representa una parte de los varios equipos que están involucrados en el proyecto.
Para esta fase, los equipos de Cambridge especializados en la evaluación de las habilidades de comprensión oral y escrita recopilaron contenidos de los distintos niveles. Con el fin de establecer qué temas deberían ser examinados, recopilé contenido de cientos de lecciones progresivas de inglés de Babbel. A partir de este, los equipos de Cambridge pudieron ver exactamente qué vocabulario y qué gramática del inglés se espera que aprendan los usuarios en los distintos niveles del MCER según el programa de Babbel. A continuación, Cambridge encargó a algunos escritores especializados en el contenido de exámenes que redactaran preguntas de acuerdo con el contenido de Babbel.
Sin embargo, se utilizó otro contenido, concretamente, el contenido existente en otras evaluaciones de Cambridge que ya había sido adecuadamente calibrado. Esta calibración se refiere al proceso de supervisión de las respuestas para garantizar que las preguntas contribuyen a evaluar con exactitud el nivel para el que fueron diseñadas y, en caso necesario, ajustarlas. Incluir estos «elementos de referencia» nos permite comparar las respuestas para dichas preguntas con las correspondientes a preguntas nuevas y garantizar así que nuestra prueba evalúe con precisión a la persona que realiza el examen.
A lo largo de todo el proceso, aprendí muchísimo sobre la forma de evaluar los conocimientos de idiomas y constaté la enorme cantidad de reflexión y de trabajo que implica el diseño de un examen justo y preciso. De hecho, me permite estimar de manera completamente nueva todos aquellos fantásticos exámenes de alemán por los que pasé en el pasado y que nunca supe apreciar de verdad.
Desde el lanzamiento del test hemos estado trabajando en su optimización. Por razones de seguridad y validez, implementamos un sistema de verificación de identidad para garantizar que el proceso de prueba sea justo. Además, revisamos los comentarios que recibimos de aquellas personas que han presentado la prueba con la mira puesta en cómo se sienten acerca de los resultados y de la variedad de los temas evaluados. En los próximos meses esperamos ampliar la prueba para incluir niveles más altos, hasta el nivel B2 (Intermedio alto). También comenzaremos a examinar diferentes modos de evaluación que permitan ampliar la prueba; por ejemplo, para comprobar la capacidad de escritura en inglés evaluando el texto que las personas ingresen libremente. ¡Así que sigue mirando este espacio!
Es perfectamente concebible que en el futuro todos los exámenes de idiomas tradicionales abandonen su formato de papel y avancen hacia el futuro digital. Incluso la evaluación oral tendrá lugar a través de una cámara web. También es probable que los alumnos dispongan de una gama mucho más amplia de opciones de examen, y que las compañías más nuevas y menos tradicionales elaboren sus propias evaluaciones. Tras este cambio, más que nunca será esencial garantizar que las pruebas en línea sean tan exactas, válidas y rigurosas como las que se hacen de manera presencial. Para ello es importante combinar los conocimientos profundos en materia de evaluación con la experiencia en la enseñanza de idiomas en línea, como lo han hecho Babbel y Cambridge English. También será clave seguir dando forma a la evaluación en línea para satisfacer las necesidades del estudiante de idiomas, las cuales, para una prueba digital, pueden ser completamente distintas de las de una evaluación tradicional.